martes 22 de septiembre de 2020

El trabajo del Ejército en Misiones y Corrientes

En el marco de la Operación General Manuel Belgrano, el noreste argentino recibe una permanente asistencia en variadas áreas que van desde la educación hasta la salud e higiene. En estrecha coordinación con las fuerzas de seguridad y con organismos provinciales y municipales, el Ejército trabaja en acciones tendientes a reducir los potenciales efectos de la pandemia.

El comando Conjunto de la Zona de Emergencia Misiones, abarca a Corrientes y Misiones e incluye a las unidades destinadas en ambas provincias. Orgánicamente corresponden a las Brigadas de Monte III, con asiento en Chaco, y XII con asiento en Misiones. Pero en cumplimiento a las órdenes del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, han conformado un solo comando para respuesta a la emergencia. De esta manera, los efectivos militares de las dos provincias litoraleñas tuvieron participación activa en tareas que abarcaron varias localidades y que buscan como objetivo mitigar los efectos de las situaciones motivadas por la pandemia.

El Regimiento de Infantería de Monte 9, con cuartel en San Javier, instaló un hospital de campaña el gimnasio municipal de Oberá, para brindar mayor capacidad de internación de baja complejidad en caso de ser necesario. Además, reparte raciones de comida caliente en los barrios más necesitados de la localidad de San Javier y alrededores. Asimismo, se llevaron a cabo reuniones con los gobiernos municipales para coordinar esfuerzos y asesorarlos en relación a potenciales apoyos a prestar.

El Regimiento de Infantería de Monte 30 reconoció y analizó los posibles lugares de empleo, instaló un alojamiento de internación de baja complejidad en el gimnasio local y, desde los inicios del aislamiento obligatorio, distribuyó comida caliente en zonas carenciadas de la localidad de Apóstoles.

La Compañía de Cazadores de Monte 18 montó una carpa alojamiento en Bernardo de Irigoyen como puesto sanitario de atención para alojar a quienes regresan al país por el sector de aduanas, también participó activamente con su personal en una campaña local de vacunación, extendiéndose su accionar hasta comandante Andresito, donde con vehículos 4×4 debieron llevar las vacunas a los parajes más alejados.

En conjunto con el ministerio de Educación de la provincia y la secretaría de Asuntos Guaraníes, la XII Brigada de Monte y la Escuela Militar de Monte distribuyeron material didáctico a las 70 comunidades guaraníes de Misiones para que los alumnos de las aldeas puedan continuar con su educación.

La Escuela Militar de Monte, por su parte, proporciona un apoyo de alto valor en la localidad de Iguazú. Provee a la municipalidad de cloro de elaboración propia y de dos cisternas grandes diarias de agua, la cual debido a la bajante del río escasea en estos tiempos. A su vez, con su personal de especialistas, impermeabilizó los colchones del hospital de Iguazú para su adecuada utilización. En los primeros días de aislamiento obligatorio instaló una carpa de gran capacidad con camas para alojamiento de personas civiles que volvían al país desde el exterior y debían pasar controles sanitarios. También operó lugares de distribución de comida caliente en barrios de familias necesitadas.

La Sección de Aviación de Ejército 12 realizó vuelos de reconocimiento en apoyo a la Policía de la provincia de Misiones, llevando como pasajeros personal policial que verificaba el cumplimiento del aislamiento obligatorio en lugares alejados de los centros urbanos.

En la provincia de Corrientes las unidades tuvieron un accionar similar, además de reconocer y asesorar sobre sus potenciales empleos, intervinieron activamente en tareas de apoyo, principalmente distribución de comida y de bolsones de ayuda. El Batallón de Ingenieros de Monte 12, con asiento en Goya, operó un puesto de distribución de comida caliente en la localidad de Santa Lucía; distribuyó ayuda humanitaria consistente en bolsones de alimentos en el barrio San Marcos de la capital correntina.La BAL “Curuzú Cuatiá” también distribuyó ayuda humanitaria en la ciudad capital de la provincia además de otros apoyos locales brindados en la ciudad donde tiene cuartel.

Además de las actividades previstas en los operativos motivados por la pandemia, tanto en Misiones como en Corrientes se efectuaron actividades y tareas tendientes a combatir la amenaza del dengue, por medio de campañas de concientización y de remoción de agentes que favorecen la formación del mosquito Aedes aegypti.

La preparación profesional de nuestros montaraces, el estado de mantenimiento de sus medios y de sus instalaciones, lle permiten al Ejército Argentino brindar un apoyo organizado y enérgico en esta región, abarcando diversas áreas en las que el potencial de apoyo de la Fuerza era desconocido por las autoridades y la población.