domingo 5 de abril de 2020

San Lorenzo goleó, sufrió y pasó

Le ganó 4-1 a Banfield, que venía de superarlo 2-0 en la ida.  Blandi (en 2 ocasiones), Caruzzo y Cauteruccio metieron los goles del equipo de Aguirre; Soto, el descuento de Banfield. Sobre el final, Torrico le atajó un penal a Silva que hubiese cambiado la historia. En octavos, el Ciclón espera por el ganador de La Guaira (4)-Emelec (2).

¿Puede una goleada ser angustiante? ¿Puede un 4-1 dejar a los hinchas del equipo ganador con el corazón en la mano? ¿Puede un equipo que sufrió tres goles en los primeros diez minutos quedar a un pasito de conseguir el objetivo? Todo esto y mucho más ocurrió en la heroica clasificación de San Lorenzo.

Ni el hincha del Ciclón más optimista hubiese imaginado un comienzo como el que se vivió en la noche fresca del Nuevo Gasómetro. Un arranque demoledor, un primer cuarto de hora fenomenal para hacer fácil lo difícil. Para despejar las especulaciones y dar vuelta el 0-2 del partido de ida como si nada.

Aprovechando los errores infantiles de la defensa de Banfield. Y sacandole jugo a cada ataque. De arranque fue Matías Caruzzo el que metió un cabezazo ajustado (ante la pasividad de Prósperi que ni saltó) y puso el 1-0. Enseguida apareció Nicolás Blandi para coronar una hermosa jugada colectiva, en la que entraron área tocando en pared como suele verse en los compactos del Barcelona. Y el tercer grito, otra vez del goleador, llegó tras un horror de Hilario Navarro, que no pudo controlar un córner sencillo desde la izquierda y le sirvió el 3-0 a Blandi.