jueves 2 de julio de 2020

No se puede sufrir tanto

Con un gol de Rojo sobre la hora, Argentina consiguió el triunfo que necesitaba y sigue adelante en el Mundial. Messi había abierto el marcador y un penal polémico hizo sufrir a la Argentina hasta el final.

En un partido que quedará eternamente en el recuerdo de todos los argentinos, la Selección venció 2-1 a Nigeria en el cierre del Grupo D del Mundial y consiguió el ansiado pasaje a octavos de final. Lionel Messi y Marcos Rojo hicieron los goles del equipo de Jorge Sampaoli, mientras que Moses empató transitoriamente para los africanos en un polémico penal.

Con un sufrimiento en exceso, Argentina se clasificó a los octavos de final del Mundial de Rusia. La Selección logró dejar atrás diez días de malas noticias y donde todo parecía terminado y con este triunfo agónico volvió a vivir. La ilusión volvió a nacer. Y el sábado jugará una nueva final, esta vez ante Francia.