martes 15 de octubre de 2019

Lo aplastó el Real

El Real Madrid se consagró campeón de la Supercopa de España tras darle una paliza al Barcelona (2-0 la vuelta, 5-1 el global). Los de Zidane dominaron y aplastaron con autoridad (sin Cristiano) al culé y fueron justos vencedores. El Barsa sigue deslucido y lo poco que hizo fue en los lapsos que apareció Messi.

Benzema

Un Barcelona deslucido se vio opacado por los lujos del Real. No sólo hubo predominio en todos los sectores del campo, hubo sombreritos, tacos, golazos (tremendo remate de media distancia de Asensio y gran giro en el área del francés). Fueron 20 minutos, los iniciales, en los que el Madrid lo pasó por arriba. Literalmente. La conducción de Modric, la capacidad de Kovacic, el juego de Kroos, los dos laterales sabiendo cuando pasar, y la suerte, que también acompañó.

Messi Real

Las mejores ocasiones del Barcelona llegaron en los lapsos que apareció Leo Messi: no pudo concretar una gran jugada colectiva, metió un tiro al travesaño y sacó un remate que terminó sacando Navas. Además, Luis Suárez (luego se lesionó) dio un cabezazo en el palo.

Es nefasto el arranque de temporada del Barcelona, que cayó con el máximo enemigo, perdió la Supercopa (por goleada) y ya no tiene a Neymar. El Real, en cambio, hasta sin Cristiano, es el Súper Madrid.