sábado 24 de agosto de 2019

La música siempre une

Sting dona el Premio Polar, el ‘Nobel’ de la música, a una organización de refugiados.

El cantante británico Sting donará el importe del Premio Polar, dotado con un millón de coronas suecas (106.000 euros) y considerado el Nobel de la música, al proyecto Songlines, creado para fomentar la integración de los refugiados a través de la música. «La música puede ayudar a construir puentes y este proyecto pone de relieve el papel vital que puede desempeñar para brindar a jóvenes refugiados la oportunidad de conectar con su nueva sociedad», manifestó Sting en un comunicado colgado por Songlines en su página web. Songlines busca ayudar a los jóvenes refugiados a salvar las diferencias culturales que encuentran en el país de acogida a través de la música. Para ello colabora con coros, orquestas y escuelas y organiza festivales, foros donde se desarrollan amistades y se agiliza el aprendizaje del idioma.

«Son jóvenes valientes que han huido de guerra y la opresión en países como Siria, Afganistán o Eritrea y la música es una herramienta fantástica para la integración», subrayó la coordinadora nacional del proyecto, Julia Sandwal.

El Premio Polar 2017 recayó en Sting y en el saxofonista estadounidense Wayne Shorter, que sucedieron en el palmarés del galardón a la mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli y al productor y compositor de música pop sueco Max Martin.