lunes 28 de septiembre de 2020

Gustavo Fernández, finalista de Roland Garros

«Me encantaría ser N° 1 y disfrutar de una vida familiar como la que tuvieron mis viejos», dice el cordobés, de 23 años, campeón aquí en 2016 y nuevamente finalista en tenis adaptado.

Hace unos días, tuvo un encuentro muy especial: con el serbio Novak Djokovic. Pero no quiere hablar de ello. «Prefiero guardarlo para mi, si no pierde el valor que tuvo. Lo que más me gustó es que no se mediatizó. Fue muy fuerte, un buen mimo y prefiero que quede así», se excusa. Minutos antes, en otra demostración de contundencia, acababa de clasificarse para la final tras superar en 1h8m al francés Nicolas Peifer por 6-2 y 6-2. Su rival será el británico Alfie Hewett.