lunes 24 de febrero de 2020

ONU denuncia posibles crímenes de guerra

La ONU identificó 620 casos de graves violaciones de derechos entre 2003 y finales de 2015 en la República Centroafricana que pueden constituir crímenes de guerra y contra la humanidad y fueron cometidos sobre todo por las fuerzas de seguridad y de defensa, los exrebeldes Séléka y la milicia anti-Balaka.

Asesinatos extrajudiciales, tortura, violaciones en grupo de mujeres y niños, desplazamientos forzados, etc… Estos son solo algunos de los casos registrados en un informe publicado este martes por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la misión de la ONU en el país.

“Estoy seguro de que algunas de las personas que cometieron esos terribles actos durante aquel periodo, siguen haciéndolo hoy en día. Pero nosotros seguimos registrando todo lo que ocurre porque muchas cosas no forman parte de este informe. Por ello vigilamos muy de cerca a esas personas y registramos todo lo que hacen”, explica Andrew Gilmour, Vicesecretario General de la ONU para Derechos Humanos.

La República Centroafricana vive un complicado proceso de transición desde que, en 2013, los exrebeldes Séléka derrocaran al presidente François Bozizé, desatando una ola de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos que causó miles de muertos y obligó a casi un millón de personas a abandonar sus casas.

Fuente: EuroNews