sábado 23 de marzo de 2019

Especial: Canciones originales ganadoras del Oscar

Ayer, en la 91º entrega de los premios Oscar, Shallow de la película Nace una estrella, fue galordanada como mejor canción original. El tema, que fue pensado para los títulos finales, se convirtió en el tema emblema de la película dirigidad y protagonizada por Bradley Cooper y que significó el primer protagónico de Lady Gaga en la pantalla grande.

En Melomaníacos dedicamos nuestro especial a algunas de los temas de las bandas sonoras de películas que recibieron la estatuilla otorgada por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

 

(I’ve Had) The Time of My Life, de Dirty Dancing (1987)

El tema final de la película Diry Dancing perdura como un clásico y ha sido varias veces reversionada. Black Eyed Peas sacó la suya en 2010, y Quinn y Sam, de la serie Glee, también interpretaron el tema.

En los Estados Unidos, debido a la popularidad de la película, el single encabezó la lista Billboard Hot 100 durante una semana. En Reino Unido, la canción tuvo dos lanzamientos: en noviembre de 1987, después del estreno de la película, y la canción alcanzó el puesto número 6, y en enero de 1991, cuando fue exhibida en la televisión, alcanzó la octava posición.

My Heart Will Go On, de Titanic (1997)

Cuentan que en un principio Céline Dion odiaba la canción. Finalmente, se dejó convencer por el compositor de la banda sonora de la película, James Horner, y por su marido, René Angélil, y grabó un demo.

My Heart Will Go On llegó al número uno del Hot 100 de Billboard y se consolidó como la balada romántica modelo.

Lose Yourself, de 8 mile (2002)

La canción fue escrita por Eminem durante un tiempo libre durante la grabación de la película. Hacía un tiempo los Bass Brothers y Eminem intentaban componer la canción principal de la película. Eminem grabó el tema en un estudio portátil en el set, interpretando los tres versos principales en una sola toma.

Al escuchar la grabación, los Bass Brothers (co-productores de la banda sonora), decidieron que iba a ser la canción principal de 8 Mile.

La hoja en la que escribió la canción aparece en la película, en una escena donde su personaje está componiendo en el autobús. Este papel  fue vendido en eBay por 10 000 dólares.

 Let It Go, de Frozen (2013)

La canción, interpretada por la cantautora Irina Mendel para la película de animación de Disney, apareció en anuncios, parodias de YouTube y memes, y trascendió de lo viral para convertirse en un ícono de la cultura global reciente.

Tanto la versión de Menzel como la de Lovato  logró entrar en el top 10 de la lista Billboard Hot 100, siendo el primero de una película animada de Disney en alcanzarlo, desde que Colores en el viento,  interpretada por Vanessa L. Williams de Pocahontas llegara al número 4.

City of Stars, de La La Land (2016)

El dueto interpretado por los protagonistas de la película-musical La La Land, Emma Stone y Ryan Gosling, se convirtió en una de esas canciones que perdurará en la historia de los Óscar.

Gosling tuvo que practicar con el piano cuatro horas diarias durante casi tres meses para estar a la altura de las escenas musicales. Además del premio a la mejor canción original, la película se llevó también la estatuilla a la mejor banda sonora.

 

Shallow, de A star is born (2019)

La canción fue escrita por Gaga en conjunto con Mark Ronson, Andrew Wyatt y Anthony Rossomando, y fue producida por ella misma junto a Benjamin Rice.

La canción se convirtió en un éxito a nivel mundial tras su lanzamiento, alcanzando el número uno en países como Australia, Austria, Dinamarca, Irlanda, Nueva Zelanda, el Reino Unido, Suecia y Suiza.​ Además, ingresó al top 5 en Canadá, los Estados Unidos, Francia e Italia.

Además del Oscar que recibió ayer,  Shallow consiguió el Globo de Oro a la Mejor Canción Original, el Critics’ Choice a la Mejor Canción y dos premios Grammy.