miércoles 20 de marzo de 2019

El Ejército en apoyo a los inundados

El temporal que afectó a gran parte del país puso en alerta a las Unidades de la Fuerza para socorrer a la población más necesitada.

El Batallón de Ingenieros de Montaña 5 realizó una acción de protección civil para evitar la inundación de la comunidad de Yariguarenda, mediante una voladura controlada con medios explosivos para desagotar un dique natural a 7 kilómetros de la población.

La operación comenzó el martes 6 cuando se realizó un reconocimiento en la zona para evaluar la factibilidad de vaciar y/o drenar el dique que estaba por colapsar, y era una amenaza para la localidad salteña. Como resultado, surgió la necesidad de hacer bajar el nivel de las aguas con bombas de 20.000 litros por hora, actividad que se desarrolló en forma paulatina durante cuatro días. De esta manera se logró drenar de forma controlada el 80% del agua acumulada.

El 13 de noviembre, un alud obstaculizó el desagote del dique, hecho que obligó a realizar una voladura. Fueron empleados 2 libras de trotyl y el agua drenó en menos de 24 horas.

Con estas acciones, el personal de este batallón evitó el colapso del dique, ampliando su drenaje natural y evitando futuras inundaciones en Yariguarenda. Trabajó junto a Defensa Civil y contó con el apoyo logístico y de personal de baqueanos y soldados voluntarios pertenecientes al Regimiento de Infantería de Monte 28.

En Corrientes, la Base de Apoyo Logístico Curuzú Cuatiá evacuó a los vecinos de la ciudad que sufrieron el anegamiento de sus hogares para lo cual utilizaron vehículos todoterreno y botes.

Por su parte, el Regimiento de Caballería de Exploración 12 brindó apoyo a la comunidad en la localidad de Irazusta (Entre Ríos) con motivo del desborde del arroyo Las Toscas, provocado por las intensas lluvias. Para ello el personal y el material a ser empleados se desplazaron 50 kilómetros hasta la localidad de Larroque, desde donde se distribuyeron colchones, mantas y víveres hasta la localidad de Irazusta a 13 kilómetros de allí.

Igual acción le cupo al Batallón de Ingenieros 601 que distribuyó agua potable e intentó mitigar la acción del agua en viviendas de la localidad de La Matanza, provincia de Buenos Aires.

De esta forma el Ejército Argentino, como instrumento del Estado, pone su capacidad de organización, despliegue y ejecución al servicio de la sociedad.

Es de destacar que las acciones de protección civil que realiza el Ejército abarcan un amplio espectro: evacuaciones durante inundaciones; participación en el Plan Nacional de Lucha Contra el Fuego; elaboración y distribución de alimentos; construcción de puentes; apoyo de alojamiento en los cuarteles; rescate de personas extraviadas en zonas de montaña; asistencia sanitaria, etc.

En todas y cada una de ellas la vocación de servicio, la eficiencia y el compromiso de la institución se manifiestan hacia quienes atraviesan situaciones difíciles.

Sin dudas, contribuir al bienestar de la población fortalece el tejido social; y un tejido social fuerte es condición imprescindible para asegurar la defensa de los intereses de la nación.